Everest en Compañía

Siguiendo con los post acerca de nuestra futura travesía por los Himalayas. Tengo que expresar que estoy bastante contento porque un par de amigos se han unido a nuestra aventura. Ya no somos dos solitarios andantes entre montes, sino cuatro y cuatro es un numero bonito. Dos son compañía pero a veces también son soledad, tres siempre son multitud y cuatro es un numero tan simétrico que es bastante imposible de que te sientas demasiado solo o demasiado acompañado. Si quieres quedarte solo, los otros tres se la pueden pasar compartiendo y si quieres estar con amigos tienes los suficientes para ganar bastante calor humano como para escupir una sonrisa cuando las cosas se ponen feas. Cuatro es un número tan simétrico en el mundo que en las mesas hay cuatro patas y en los autos cuatro ruedas, los mundiales de fútbol se juegan cada cuatro años y las olimpiadas también, Cesc Fabregas usa el cuatro en su camiseta inspirado seguramente en cuando le va durar su contrato en el Barcelona (cuatro estaciones) osea un año más. Y por último, para mí, cuatro es el número del ticket para conseguir un sueño: el Everest Base Camp.

No voy a poner los profiles de los amigos que se nos han unido. Basta con decir que son personas con las que te dan ganas de andar en los confines del planeta. Y con eso cierro el tema.

Pasando al tema del equipo. Hoy he comprado la mochila que me va a acompañar en el camino: Una Deuter Futura pro 42. La primera compra de unas cuantas que tengo que hacer para completar el equipo que me falta. Necesito un par de cortavientos y unos zapatos de montaña nuevos. Mis pobres Salomon hacen agua (literalmente) los pienso remplazar por el modelo Salomon Quest con membrana de Gore Tex. Fuera de eso estamos prácticamente listos con respecto al equipo.

Hemos empezado un programa de entrenamiento basado en crossfit (insanity y crossfit tradicional con pesos muertos) y en carreras largas a paso moderado. Estoy intentando planificar salidas de treking largas los fines de semana. Se hace un poco difícil porque cuatro personas adultas tienen unas rutinas que a veces se entrecruzan las unas con las otras. O por el contrario, el clima no ayuda mucho y hasta el momento lo único que hemos caminado son 4 miserables kilometros en un día muy lluvioso. El próximo fin de semana vamos a realizar nuestro primer treking serio en el desierto de Judea, cerca del mar muerto.  Si llueve aquel día lo voy a tomar como un serio símbolo de mal agüero, aunque sea yo, la persona menos supersticiosa de este mundo.

En fin esas son las novedades y los pequeños  avances (y grandes también porque nos hemos enriquecido como grupo) que hemos hecho. Redondeando con el numero cuatro. Nos quedan exactamente cuatro meses para pisar Nepal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s