Presente

Estar presente.

Según la filosofía budista hay que intentar estar inmersos en el momento. El momento es la realidad. Es el presente en sí mismo y todo lo que eso significa.

El pasado y el futuro no existen.

Son solo recuerdos y proyecciones de nuestras mentes.

El presente está. Ahí frente a tus ojos. Es lo que ves. Es lo que hueles. Es lo que lees. Es lo que escuchas. Es lo que sientes.

Pero pasamos el tiempo pensando en lo que pudo haber sido. En lo que pudimos hacer diferente. O en su defecto. Pensamos en como se vislumbrará nuestra vida en diez años. En cinco años. El próximo año. O en unos meses. Este tipo de pensamientos nos hacen daño. Nos quitan la simple posibilidad de disfrutar nuestro AHORA. Nos desvían de lo que realmente somos aquí y en ESTE instante.

Entiende:

El presente es la única verdad en tu vida.

No te castigues pensando en que pudiste haber hecho mejor el año pasado. O en la Universidad. O en el colegio. Piensa en lo que puedes hacer mejor HOY. En lo que puedes aprender. En un hábito nuevo que quieres adquirir. En las personas a las que puedes amar más y mejor.

No te castigues pensando en lo que vas a hacer o en como vas a ser en un año. En diez años o en veinte. No puedes controlar las infinitas posibilidades que se pueden dar. Por ende no puedes proyectar( ni siquiera con una mínima certeza) el como va a ser tu vida. Eso de imaginarte manejando un auto lindo por una carretera en el norte de Italia es solo eso. Una Imaginación. Un espejismo de lo que queremos que suceda.

Pero podemos hacer que las cosas sucedan HOY. Aunque aún en el presente no controlamos todo. Las variables son infinitas. Pero tenemos la posibilidad de manejarlas mucho mejor si es que estamos conscientes del momento.

¿Cómo intentamos mantenernos en el presente?

La mente suele divagar. Lo sé. Y mantenerse en el presente cuesta algo de trabajo y práctica (al menos al principio). Pero hay herramientas con las que podemos trabajar.

  1. La meditación es una de las técnicas que ayudan a mantenernos conscientes del momento. No tienes que ser un monje budista para meditar. Puedes tomar un par de minutos en la oficina y concentrarte EN EL MOMENTO y la mejor forma es tomando CONSCIENCIA de tu propia respiración. Tan fácil como eso. Unos diez minutos al día te van a ayudar a estar más PRESENTE.
  2. Se consciente. De que el futuro y el pasado son solo jugarretas de la mente.
  3. Disfruta desde el micro al macro del instante. Te levantas en la mañana. Disfruta como nunca antes de las cosas pequeñas. Del olor del café. De la ducha caliente. Del simple hecho de despertar. Levanta la vista y mira las inmensidades que nos rodean con todo su misterio. Entendiendo la infinidad de tiempo y variables que tomaron para que estés aquí y ahora.
  4. Sonríe…solo porque sí.

Aprende a amar el momento y dar todo de ti en él. Se consciente de su magnitud y de su importancia. No necesitas los problemas futuros. No necesitas los problemas del pasado. Déjalos ir. Simplifícalos.

 

 

Anuncios

Un comentario en “Presente”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s